EXHORTA PRESIDENTE MUNICIPAL A NO BAJAR LA GUARDIA ANTE EL COVID-19

EXHORTA PRESIDENTE MUNICIPAL A NO BAJAR LA GUARDIA ANTE EL COVID-19

San Miguel de Allende, Gto., a 24 de noviembre del 2020.- Ante la amenaza de regresar al semáforo rojo en la reactivación del estado de Guanajuato por el incremento acelerado de contagios por coronavirus, el presidente Luis Alberto Villarreal García exhortó a los sanmiguelenses a no relajar las medidas sanitarias.

Desde que ocurrió el primer deceso en mayo al cierre de octubre, el promedio de defunciones por mes en San Miguel de Allende, a causa del virus, era de 8 personas y, tan solo en noviembre, la cifra podría alcanzar los 20 fallecimientos.

Ante esto, el presidente municipal señaló: “si algo nos puede ayudar a ser más responsables y conscientes es saber dónde estamos parados, hoy estamos más cerca del semáforo rojo, seguiremos pidiéndote que seamos solidarios, responsables y conscientes; que cuidemos la salud y la de los nuestros”.

El doctor Adrián Barrientos, director del CAISES San Miguel de Allende, refirió que hubo un relajamiento evidente en el uso de cubrebocas, ya que hace un par de meses hasta un 90% de la población lo utilizaba, sin embargo, descendió drásticamente al 40% en las últimas semanas.

Reiteró que es en los jóvenes donde se ha detectado un mayor punto de riesgo, por lo que hizo un llamado contundente a no bajar la guardia, “la Secretaría de Salud está preparada para atender a todos los pacientes, pero no habrá ningún hospital ni camas suficientes para contener toda esta propagación que estamos teniendo en el municipio; los invitamos, por favor, a no relajarse porque nos puede llevar a un mayor número de decesos”.

Actualmente, en San Miguel de Allende hay 33 casos en investigación y 124 casos activos concentrados principalmente en colonias como Palmita de Landeta, San Rafael, Guadalupe, Los Mezquites, Allende, San Luis Rey, Jardines II y Fraccionamiento Insurgentes.

Finalmente, el presidente municipal señaló que es momento de asumir el compromiso y actuar con responsabilidad, pero sobre todo, con solidaridad, ya que un nuevo confinamiento representaría estragos catastróficos para la economía de los sanmiguelenses.